17 may. 2009

Salvemos Las Tablas.



Teoría del absurdo.
Hoy desayuné con esta noticia de "El país"

Un pueblo `roba´ el agua del trasvase a Las Tablas de Daimiel.

Mientras el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel agoniza sin apenas agua, las lagunas de Villafranca de los Caballeros (Toledo), aguas arriba del río Cigüela, mantienen encharcadas 150 de sus 300 hectáreas. Su salud es envidiable y este verano bañistas y pescadores no tendrán problema en disfrutarlas. A esto se ha llegado en parte gracias a que durante una semana el trasvase del Tajo a Daimiel que aprobó el Gobierno fue desviado hacia la laguna de Villafranca, según fuentes conocedoras de lo ocurrido. La semana pasada, la Confederación Hidrográfica del Guadiana, el Ministerio de Medio Ambiente y la Guardia Civil acabaron con el desvío.


Decenas de miles de pozos -muchos de ellos ilegales- han secado durante 30 años el acuífero que abastecían Las Tablas. El pasado 21 de abril, el Consejo de Ministros aprobó un trasvase de 20 hectómetros cúbicos (cada uno equivale a un volumen como el del Santiago Bernabéu) hacia el Parque Nacional. Era el primero en más de dos años para que en verano la laguna mantuviese algo de vida. El agua sale de la cabecera del Tajo, viaja por el trasvase al Segura y, a mitad de camino, se suelta por el cauce del Cigüela, uno de los que nutre Daimiel.

Como el acuífero está muy deprimido, está asumido que buena parte del agua se filtrará y no llegará a su destino. Pero los técnicos no contaban con que el Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros (5.500 habitantes) aprovechase la concesión que tiene del Cigüela para abrir al máximo la compuerta y derivar el trasvase. "Hubo una confusión. Tenemos una concesión de 40 litros por segundo del río para alimentar la laguna y durante una semana más o menos por ahí se fue agua del trasvase, pero ya está solucionado", admitió ayer un vecino del pueblo que conoce el suceso de primera mano.

El viernes pasado, agentes de la confederación y de la Guardia Civil acudieron a sellar la toma de agua. Los vecinos se levantaron y evitaron que el cemento tapase completamente el abastecimiento a su laguna. Y aunque el agua volvió al cauce, aún no ha llegado a Las Tablas.

José Manuel Hernández, representante de Ecologistas en Acción en el patronato del parque, lamenta: "No es razonable que Villafranca use su derecho sobre el Cigüela cuando éste lleva agua del trasvase". Pero Hernández va más allá y califica de "chapuza" que uno de los mejores humedales de España sea mantenido artificialmente por agua de otro río.