25 may. 2009

Salvemos Las Tablas.

Estos días pasados se han dado varias polémicas en torno a Las Tablas. Voy a tratar de colaborar en su aclaración. Lo haré en varias entradas en días sucesivos.
El pasado 19-5-09 La Tribuna de Ciudad Real y el diario Lanza publicaban en sus páginas la denuncia que varios colectivos y asociaciones ecologistas (Ecologistas Manchegos de Daimiel, Movimiento por las Tablas y el Guadiana, Ecologistas en Acción, Eco Desarrollo y la Asociación de Estudio y Defensa de la Naturaleza de Villarrubia de los Ojos) habían remitido al Organismo Autónomo Parque Nacionales criticando la gestión que se estaba realizando en el Parque Nacional.
Una de las acciones que criticaban era que la anea,  el carrizo  y la vegetación invasora que se estaban segando se abandonaba en el mismo sitio en que se cortaba.
El Director del Parque se defendía en las paginas del periódico Lanza al dia siguiente desmintiendo las críticas y emplazando a esos colectivos a visitar el Parque Nacional para que viesen con sus propios ojos donde se estaba llevando la materia orgánica que se sustraía.
Ayer 24/5/09 me acerque al Parque con el fin de comprobar había de cierto en lo que cada parte decía. Sí recuerdo que en el mes de febrero encontré montones de esos residuos de biomasa en los lugares en que se segó.
Poco antes de llegar a las oficinas del Parque Nacional y al Centro de Información, siguiendo el camino que bordea el parque en dirección noreste, a poco más de 200 metros, se pueden observar los residuos segados. Es la primera fotografía tomada desde el mirador de Prado Ancho.
Continuando por ese camino se pueden apreciar los distintos lugares en los que se está repartiendo la biomasa sobrante.

Este tipo de polémicas entiendo que no resultan nada convenientes, sobre todo si a los pocos días pueden ser desmentidas; a no ser que la pretensión que se tenga sea la de presionar para que los organismos competentes, y la propia dirección del parque no se duerman en su cometido de Salvar Las Tablas. Aun así...