4 ene. 2010

Las Tablas de Daimiel. eXpectativas.

Esta fotografía la realicé el 28/11/09.  Hacía una temperatura demasiado agradable para esa fecha aunque  el paseo por el cauce de río Azuer alucinante, sí, porque es estas fechas el río debía llevar agua, incluso haberse inundado y me encontré con un cauce seco en una tierra rojiza más propia de un desierto. Pasear en manga corta a primeros de diciembre es cuando menos sorprendente y las expectativas sobre el clima de los próximos días eran inquietantes.
Esta otra imagen es del día 29/12/09.  La escena recoge  la parte  de la imagen superior en la que se proyectan las sombras. La zona inundada es un barranco causado por la extracción de tierra para la construcción de la autovía A-43. En esta zona  el río se desbordaba por lo que se han creado unas grandes balsas de varios metros de profundidad  que bien pueden contener un par de Hm3 de agua que terminarán evaporándose y  difícilmente lleguen a su destino final que es el río Guadiana y de ahí a Las Tablas.
Esta imagen realizada la tarde del sábado 2/1/10 muestra la desembocadura del Azuer en el río Guadiana a la altura de lo que fue el molino de La máquina. El ramal izquierdo corresponde al Guadiana y la diferencia de nivel del suelo hace que el agua corra en sentido contrario y vaya hacia su nacimiento, los Ojos del Guadiana, 10 Km. más arriba. La fotografía de abajo muestra como el agua va camino de su nacimiento en dirección este.
Imagen inferior: El Guadiana en dirección al molino de el Nuevo 2 Km. más abajo en dirección al Parque Nacional.
El agua en el molino de el Nuevo sigue todavía con brío unos 200 m. más abajo. 3/1/10
Unos pocos metros más abajo de las ruinas del molino el agua de la laguna de Navaseca vertía sus aguas al río Guadiana. En la imagen se aprecia el agua desbordada del canal de la E.D.A.R. de Daimiel que se vierten en una complicada zona que ha sufrido hundimientos y está permitiendo que se filtre mucha agua al subsuelo antes de  desembocar en el río.
Aspecto que presenta el río en este tramo en que la lluvia y los efectos de la corriente están produciendo una serie de peligrosos
hundimientos.

Unos metros más abajo de este lugar el río ha perdido fuerza y el agua se estanca sin recorrido. Observese como el  "ojo" sumidero de la parte derecha de la imagen resta al río gran parte de su caudal.
El camino del agua hacia Las Tablas es complicado ya que además del deplorable estado del cauce del río hay zonas del terreno que permiten que se desborde y el agua termine infiltrándose por cualquiera de los grandes agujeros que se han producido al hundirse el terreno. La imagen inferior muestra el estado del molino de Griñón, otra zona complicada de gran amplitud y hundimientos que absorberá grandes cantidades de agua.

La primera consecuencia positiva que supondría que el agua del Guadiana llegase hasta el molino de Molemocho sería la de sofocar la turba que permanece en combustión desde que en el mes de agosto se declaró un incendio en el cauce del río. Al inundar la zona la falta de oxígeno impediría que la combustión siguiese propagándose por el subsuelo. Si la inundación continuase en el tiempo y se filtrase el agua hacia los focos activos sería posible su extinción total. La imagen de abajo se realizó esta mañana 3/1/10.