9 ene. 2010

Clamando a los dioses.

El agua del trasvase ha comenzado a inundar Las Tablas. En la imagen captada ayer por la mañana se aprecia como algunas zonas se van inundando. El agua que proviene del trasvase a través de la tubería para el suministro de agua se está vertiendo en la zona central del parque. El agua va tomando la ligera pendiente y se despliega por el cauce del río Gigüela en dirección al sur. A la vez se han puesto en marcha los sondeos realizados y se está vertiendo el agua a la altura de la "Laguna permanente" que debido a inclinación llega al cauce del Guadiana. Siguiendo su curso llegará hasta la presa del Morenillo en la que puede seguir  su camino debido a los sistemas que la presa tiene para desagüe  y alcanzará la zona de la isla de Las Cañas lo que permitirá que la turba que permanece en combustión  se extinga. 
El agua de lluvia también está inundando otras zonas. En la imagen, realizada también ayer por la mañana, se aprecia las partes inundadas gracias al agua que baja de la sierra de Villarrubia de los Ojos (Montes de Toledo) por diferentes arroyos y torrenteras, así como de la madre chica del río Giguela.
Mientras tanto el río Guadiana sigue avanzando con gran dificultad. Aun se encuentra a dos Km. del molino de Griñón y a  cinco  aprox. del molino de Molemocho que marca los términos inundables del Parque.
En su recorrido hasta  Griñón el río debe superar tramos muy complejos en los que se desbordará en los innumerables altibajos que padece el terreno y perderá gran parte del caudal pues la zona está minada de hundimientos.