10 ene. 2010

No son todos los que están.

Quiero aclarar que este blog se basa en una información personal que surge de lo que veo, oigo e intuyo   que ocurre en el Parque Nacional  Las Tablas de Daimiel.
Cuando leo, oigo o veo  información sobre este singular paraje    que procede de algún organismo  con poder de resolutivo para tomar las medidas necesarias en la gestión del Parque Nacional, pronto entiendo que la información que ofrecen  está condicionada por la salvaguarda de los intereses políticos y, por tanto, esos comunicados   suelen  ser de alabanzas  sobre las acciones  realizadas, sobre todo,cuando  son del mismo signo político. Estas informaciones interesadas suelen suscitar mis dudas y no termino de creerlas  como si fuese "pies juntillas" pues con poco que se escarbe en el asunto uno siempre encuentra algún que otro "pero..."
Si la información que recibo surgió de la investigación, y ésta, por norma general, se suele generar de manera libre, sin condicionamientos y  basada en conocimientos científicos contrastados que, por desgracia, no tienen la difusión que la de los primeros y además puede resultar controvertida porque algunas  soluciones que se proponen no pueden contentar a todos.
Como la verdad absoluta no parece viable, ya que cada cual parece tener un concepto diferente de lo adecuado en cada caso, me remito a las ciencias exactas ya que  el estudio de datos precisos y sus conclusiones puede proponer soluciones más certeras.
Y en esa posición me sitúo, en la de un simple ciudadano que observa y analiza con atención las propuestas de unos y otros y que ha llegado a la conclusión de que la ciencia tiene soluciones para salvar Las Tablas y que la gestión política, manejada por sectores con gran poder de disuasión que asume otros intereses, no se decide a llevarlas a cabo.
Arriba se muestra un plano en el que he tratado de representar en tono azul las zonas del Parque que se están inundando y cómo.
De la tubería del trasvase de la cabecera del Tajo, que servirá para el consumo y abastecimiento de 500.000 personas, de manera excepcional se está derivando agua al PN. Ese el motivo por el que la Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, junto con el Presidente de la Comunidad Autónoma de la JCCM,  José María Barreda, el alcalde de la localidad de Daimiel, en cuyo término municipal está situado el parque, José Díaz del Campo, el  Presidente de la CHG,  el Presidente del Patronato del PN. Las Tablas de Daimiel, etc. etc. etc. han venido a hacerse la foto.
Las pequeñas zonas en azul corresponden a zonas encharcadas por la lluvia en las que se da mayor cantidad en la zona que corresponde al cauce del Guadiana a partir del molino de Molemocho y que está inundando la zona que se tenía asignada como "Laguna Permanente" No sé si aquí ya se ha enviado agua de los sondeos (7 se observan en los aledaños del Parque) pero desde el cerro que precede al Centro de Visitantes se puede observar como el agua va siguiendo una ruta hacia la presa del Morenillo y la isla de las Cañas, donde el fuego de la turba sigue en combustión.
En cuanto al rió Gigüela me han comentado esta mañana que ya pasa con cantidad y fuerza suficiente por Villarrubia de los Ojos y se ha unido a la madre chica del río por lo que en cuestión de un par de días se empezará a inundar la zona de la isla de Algeciras.
La imagen inferior muestra el mirador de la Laguna Permanente y la zona que ha comenzado a anegarse. Este mirador ofrece unas vistas impresionantes cuando está inundado y permitirá conseguir fotografías impresionantes de muchas de las aves que por allí se posarán.
Otra imagen tomada desde el mismo lugar mirando más hacia el norte.
La imagen inferior tomada desde la isla del Maturro muestra al fondo una zona encharcada cercana a la presa del morenillo y de la isla de las Cañas.
Esta zona encharcada, tomada desde el mirador de la isla del Pan,
si  está siendo inundada por el trasvase.
Ni están todos los que son ni son todos los que están. Porque ¿Dónde están los científicos y quienes técnicamente lo hicieron posible?
La cuestión es que ayer por la mañana me levanté con la idea de ir al Parque y ver si podía conseguir alguna fotografía de la tubería del trasvase inundando Las tablas. Pero resulta que el Parque parece una zona de guerra con camiones, excavadoras y operarios trabajando a toda máquina por los cuatro puntos cardinales.
Luego, me debo conformar con lo que consigo captar con el objetivo de 220 mm. de mi cámara. Imposible entrar en zonas no aptas al público.
Así que decidí darme el paseo de rigor por las pasarelas. Y me encontré que en una zona encharcada había más variedad y cantidad de aves de las que suele ser habitual. Ansares, azulones, fochas, algún porrón, un pato cuchara.
Resultó que un poco más adelante descubrí el porqué de aquella reunión, que nada tenía que ver con la visita de los "jefes" y que  no tenía otro motivo que el de que las demás zonas encharcadas estaban congeladas y no era posible el desplazamiento a nado. Así me lo demostró una pobre polla de agua que salió de entre el carrizo y arrastró su cuerpo por el hielo hasta el matorral más cercano.
Cuando me venía me encontré decenas de coches esperando a la Sra. Ministra y paré haber que pasaba allí. Saludé a un par de amigos, le hice un par de fotos y continué mi camino.

El acontecimiento en la prensa:
En EL PAÍS Guillermo, como corresponde,  habla de lo que sabe.
EL MUNDO.
PÚBLICO.
LANZA.
LA TRIBUNA
EL DÍA.
DIARIO DE CLM
YAHOO Noticias
ABC
DIARIO MONTAÑÉS