30 ene. 2012

Polla de agua albina.

Otra de las rarezas con la que me topado este pasado verano ha sido esta polla de agua o gallejo.
Aunque aquí más que de rareza cabría hablar de curiosidad, ya que si bien es cierto que es raro ver aves albinas la polla de agua es la especie más abundante de nuestros humedales, junto con la focha común.
En el espacio de tres semanas que habían pasado desde la imagen primera y la que precede y posterior a este párrafo se observa el progreso de las plumas blancas sobre las oscuras.
Le estuve haciendo un seguimiento, ya que tenía localizado el lugar donde se desenvolvía, con el fin de ver si en su desarrollo total hasta alcanzar la edad adulta se cubría por completo de blanco. 
No logré averiguarlo, un buen día no la volví a ver, sospeché, no sé porqué, que se la habían llevado.
La polla de agua, especie a la que también se denomina en esta zona "gallejo" es un ave vistosa  cuando ha adquirido todo su desarrollo, como se muestra en la imagen superior. Se desenvuelve en las zonas menos profundas de las lagunas y suelen desplazarse a los terrenos aledaños en busca de los granos y hojas tiernas de la siembra recién nacida. Emprenden fácilmente el vuelo si son acosadas. Se reproducen con suma facilidad, a veces con dos puestas al año. Al merodear siempre cerca de las orillas son, con las fochas, las primeras en advertir el peligro y su huida en desbandada hacia el interior de la laguna son un claro aviso para las demás aves.

PD.