21 jul. 2009

díaCero.

Ayer estuve de nuevo en Las Tablas. Quise comprobar si las declaraciones del presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana recogidas en el diario Lanza el pasado viernes se ajustaban a la realidad. La impresión y el reportaje que realicé no corroboran esas palabras. Es curioso pero en la hemeroteca de este diario no hay manera de localizar estas manifestaciones, aunque sí la noticia que se publicó ayer.


El agua que hace tres semanas comenzó a inundar la zona de la isla de Algeciras ha comenzado ha retroceder. La sequedad del suelo y la alta evaporación son implacables.


Estas imágenes panorámicas tomadas desde el mirador de la isla de Algeciras y desde el de Prado Ancho en dirección a la isla ponen en entredicho las palabras del presidente de la CHG. ya que no se aprecia por ningún lado una extensión inundada equivalente a 15 Hectáreas.

El poste de nivel muestra la situación de la zona en la que el río Gigüela pierde su exiguo cauce y se debía desparramar inundando las tablas o zonas más bajas.

Las tablas de la zona de las pasarelas van secándose poco a poco debido a que se ha dejado de bombear agua con el fin de que se sequen y llevar a cabo las acciones previstas.

Esta imagen tomada desde la isla del Descanso muestra una zona que hace tres semanas permanecía inundada por una breve lámina de agua en la que pude fotografiar a decenas de gaviotas mientras emprendían el vuelo.



He titulado esta entrada "díaCero" porque en cierto modo las medidas que se tomen, y las que se están aplicando, en la recuperación de este humedal serán definitivas. Si no resultan no habrá margen para la rectificación.
Siempre he tenido, aunque sólo fuese por una cuestión de fe en la ingeniería la necesidad de creer en alguna que otra utopía. Recuperar Las Tablas de Daimiel puede ser una de ellas, por eso seguiré expectante. Por eso seguiré en contacto con la naturaleza, por que aunque sea sin agua me seguirá extasiando su silencio.