9 ago. 2009

¡salvemos Las Tablas!

Una postal de recuerdo.

Hoy he visitado de nuevo Las Tablas. He llevado a un visitante que quería conocerlas. Varias cercetas y galápagos han sido nuestros únicos acompañanantes; sí, también había diez o doce turistas; y en algunos momentos un silencio sobrecogedor. Miguel se llevará en la mente una imagen desoladora del Parque Nacional  y cierto olor a cieno. Yo le he preparado esta postal incierta.