5 may. 2010

La Mancha Húmeda. Déficit.

Las peculiaridades del terreno que se da en la comarca natural de La Mancha, con una extensión de 30.000 Km2. que se extiende por las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo con extensas zonas sin apenas desniveles, hace que la lluvia, sobre todo cuando la pluviosidad es generosa, se aposente en una serie de lagunas de carácter endorréico.
La poca pendiente del terreno hace que los ríos que la recorren tengan muy poco o nulo encajonamiento permitiendo que en esas zonas se desborden y ocupen e inunden hasta el límite que requiera la cantidad de agua caída.
Observando las cantidades de agua caídas los últimos 50 años, datos que Saúl ha puesto en su blog: Vida de Infarto, se comprueba cómo  las lluvias en esta zona tienen un inevitable carácter cíclico. Periodos de intensas y frecuentes lluvias durante un par de años se alternan con periodos más extensos de  sequía.
Quienes superamos las cuatro décadas de vida podemos recordar con facilidad como en cualquier pueblo de La Mancha algunos inviernos se formaba una o varias lagunas, que con un poco de suerte se mantenía hasta bien entrado el verano, en las que los vecinos se podían bañar cuando la canícula se hacía insoportable. Por no hablar de los ríos en los que todos los afluentes del Guadiana llevaban agua.
Si el régimen de lluvias no ha cambiado tanto, ya que parece demostrado, estudiando los datos, que estos periodos de lluvias que duran dos o tres años vuelven cíclicamente después etapas secas que se prolongan entre diez y quince años, y a pesar de que los más ancianos del lugar digan que "antes llovía más" habrá que buscar otra explicación a la desaparición de estas lagunas que formaban la Mancha Húmeda.
La explicación resulta sencilla, a mi entender estas que enumero son las principales:
-1ª Se ha pasado de una agricultura de secano a otra con métodos de producción extensivos y mecanizados que ha permitido explotar los recursos limitados (acuífero 23) buscando el beneficio máximo.  
-2ª Aumento de la población. Debido a la desidia o al desconocimiento  de que el agua potable es un bien escaso no hemos sentido reparo en despilfarrar sin pensar en el futuro.
-3ª La industria, en menor grado, aunque con el inconveniente de que la contaminación que puede producir puede dañar de forma irrecuperable las aguas embalsadas, o los ríos como ha ocurrido en varias ocasiones.

De tal manera que si el acuífero 23  o de La Mancha Occidental con un déficit aproximado de 3.000 HM3 no se recupera resultará imposible que las lagunas que componían los humedales manchegos se vuelvan a recuperar ya que éste junto con los ríos y sus desbordamientos, las uniones con sus afluentes y las lagunas de origen endorréico forman un sistema interrelacionado.
La gestión de los usos del agua en Castilla-La Mancha

Estadísticas e indicadores del agua.
Acuíferos 23 y 24. Funcionamiento, gestión, problemática y alternativas.