22 may. 2011

+ limícolas

El andarríos chico es un ave muy inquieta ya que no para de bordear los tramos más someros de las lagunas. Si mantenemos la quietud nos disimulamos entre el follaje se puede acercar lo suficiente como para que consigamos fotografías con buena definición. De las tres especies de andarríos (bastardo, chico y grande)  que se pueden ver en esta zona el chico es el más abundante.
El archibebe común, (foto superior) pues hay hasta tres especies más: oscuro, claro, (foto inferior) y el fino;  son más reacios a estar tan cerca de las orillas y le gusta buscar el sustento un poco más en el interior de las lagunas si estas tienen una fina lámina de agua de pocos centímetros de profundidad.
El combatiente (abajo) también cuenta con diferentes especies en la familia, además de sufrir un cambio notable en el plumaje pues adquiere tonos más espectaculares y suele desarrollar las plumas de la garganta y el pecho cuando es adulto y está en época de celo.